lunes, 19 de agosto de 2013

La Muerte de Heribert Pfaff - Parte 2

Extraído del blog “Infinite Complacency”.
Escrito por Jonny Jacobsen.

En una carta a cineastas Alemanos el Dr. Ballin trató de explicar su tratamiento de Heribert Pfaff. Su paciente había muerto de una crisis epiléptica luego que Ballin reemplazara su medicación anticonvulsiva con un tratamiento basado en Scientology (o Cienciología).

Cuando un equipo de documentalistas Alemanes investigó a Scientology en 1997 descubrieron toda una serie de muertes inexplicables en su base de Clearwater, considerada como el centro de excelencia del movimiento.

¿Se atreverían realmente a afirmar una cura para la epilepsia?

Uno de los fallecidos era Heribert Pfaff. Con sólo 31 años de edad había sucumbido a un ataque epiléptico en 1988 luego de haber sido retirado de su medicación anticonvulsiva por su doctor de Scientology, Klaus Ballin.

Ballin estaba tratando de reemplazar los medicamentos de Pfaff con una combinación de vitaminas y minerales ideada por el fundador de Scientology L. Ron Hubbard. Como hemos visto en un artículo anterior, Hubbard afirmó que Scientology podía curar la epilepsia junto con una serie de otras enfermedades.

Cuando los cineastas Mona Botros y Egmont R.Koch descubrieron la naturaleza del tratamiento que Pfaff había estado recibiendo antes de su muerte llevaron sus hallazgos a un especialista en un hospital Alemán.

El Profesor Günter Scwendemann, jefe de la sala de neurología en el Hospital Bremen-Ost desestimó la combinación de vitaminas y minerales como algo sin valor para el tratamiento de la epilepsia.

“Puedo decirles con la mayor probabilidad, que con el tratamiento adecuado el paciente todavía estaría vivo hoy,” les dijo el profesor.

Armados con los detalles de la muerte de Pfaff de los informes de la policía de Clearwater y la conclusión del médico forense, Botros y Koch se acercaron Ballin por su respuesta.

A pesar de que no quiso ser entrevistado en cámara, les ha escrito una carta de cinco páginas y media en la que expuso su posición.

Botros y Koch han sido lo suficientemente amables para suministrar a Infinite Complacency una copia de la carta, que es una lectura interesante - especialmente cuando se compara con lo que le dijo a la policía de Clearwater.

Ballin comenzó con un montón de detalle técnico, completado con referencias médicas, sobre la epilepsia: cuán grave, incluso potencialmente mortal, puede ser - y cómo tratarla.

Luego lidió con el Phenhydan, la droga anticonvulsiva que Heribert había estado tomando, detallando sus efectos secundarios y qué tan graves, incluso potencialmente mortales estos pueden ser.

Todo eso tomó las dos primeras páginas, y un alma poco caritativa podría sospechar que Ballin intentaba cegar a sus lectores con la ciencia. Pero el punto principal de Ballin parecía ser el siguiente:

En esta situación, un paciente está abierto a alternativas y las busca como un chaleco salvavidas. Además, cualquier médico responsable siempre intentará repetidamente mantener el riesgo del tratamiento lo más bajo posible y teniendo en cuenta la condición física de su paciente, para mantener la dosis de la medicación lo más bajo posible, o para sustituirla.

Fue en este punto que habló de su tratamiento alternativo.

"A comienzos de 1970, era posible mantener a los epilépticos libres de ataques con 'Dianética'," escribió.

Aquí sin embargo, no hay referencias médicas de apoyo.

Los pfaff, escribió, habían acudido a él por primera vez por ayuda en 1986. Al principio, él había mantenido a Pfaff en su medicación, suplementándola con "vitaminas neurotrópicas y electrolitos anticonvulsivos", al mismo tiempo que también le asignaba ejecicios de meditación diarios.

Para estos ejercicios de concentración, escribió Ballin, fue supervisado por "una persona experimentada". Él no lo dice, pero eso más bien suena como algún tipo de procesamiento de Scientology.

Ballin también dice que le recetó una "terapia de convulsión biomolecular" según lo recomendado por un profesor Theurer.

El professor Karl Eugen Theurer fundó la compañia vitOrgan, que se describe como un grupo farmacéutico, con sede cerca de Stuttgart, en Alemania. Su literatura promocional traza paralelismos entre su investigación “biomolecular” y la de ganadores contemporáneos del premio Nobel.

Sin embargo no todo el mundo está convencido de los beneficios de los productos vitOrgan: una breve búsqueda revela dos documentos críticos en la base de datos PubMed.

Un documento, publicado en 1994, cuestiona la base científica de las declaraciones hechas por un producto, NeyTumorin, ofrecido para una variedad de condiciones, "desde prevención del cáncer hasta largo tratamiento de tumores malignos".

Un segundo documento, de 2002, registra un caso de un paciente de cáncer de 54 años de edad hospitalizado con fiebre y escalofríos luego de haber sido inyectado con el producto. "Este caso pone de relieve el riesgo de tratamientos invasivos de medicina alternativa, que no son objeto de un examen adecuado por parte de las autoridades de salud", señala el extracto.

No está claro qué producto de VitOrgan Ballin usó con Pfaff: pero estos dos documentos plantean serias preguntas sobre los productos de la compañía.

Tras describir su tratamiento preliminar, Ballin escribió que una vez que esto había sido hecho, fue posible empezar a retirar gradualmente a Pfaff de su medicación anticonvulsiva Phenhydan. Escribió:

Después de aproximadamente un año de la preparación anterior, una reducción cuidadosa de la dosis phenhydan con un aumento recíproco de la medicación de vitaminas y minerales puede llevarse a cabo con cautela y, que a su vez - en función de los progresos - puede tomar alrededor de un año más.

La dosis de vitaminas y minerales parece ser una referencia a la fórmula prescrita por Hubbard para su uso en el Recorrido de Purificación - parte de su controversial programa de tratamiento de drogas - mencionado un poco después en su carta.

Y continuó:

Bajo las condiciones descritas anteriormente, los pasos preparatorios para el proceso de Dianética se pueden tomar mientras tanto, los cuales deberían completar todo el programa. En este contexto, quisiera señalar que Dianética - ligeramente modificado y completamente independiente de Scientology - que ahora es llamado "Reducción de Incidente Traumático" (TIR) se está utilizando en el Ejército de EE.UU..

Esto también es problemático. Una consulta con el Dr. Frank Gerbode, el psiquiatra - y ex cienciólogo - que desarrolló Reducción de Incidente Traumático (TIR) trajo una respuesta rápida y sin ambigüedades.

"No tenemos ninguna relación con Scientology o Dianética, organizacionalmente o en nuestros métodos", escribió.

"Tampoco sé de ninguna conexión oficial entre nuestra organización y los militares de EE.UU., aunque algunos de nuestros métodos se han utilizado para ayudar con condiciones de PTSD [​​Trastorno de Estrés Post-Traumático] adquiridas en el ejército.

“Sin duda no nos atreveríamos a tratar la epilepsia o ninguna otra condición médica con nuestros métodos.”


Historias de éxito

Ballin continuó en su carta:

Desde principios de 1988, sólo estaba informado esporádicamente sobre el progreso del señor Pfaff, ya que tuve que consultar a un médico calificado por el examen de elegibilidad y la posible supervisión del Recorrido de Purificación.

A principios de Junio de 1988, supe de él por última vez.

En agosto de 1988, durante mis vacaciones en la Florida, se produjo un inesperado encuentro con la señora Pfaff, que felizmente me informó que su esposo - libre de ataques por meses - también estaba allí, pero no lo vi más cara a cara y vivo. Todo lo demás es bien conocido por usted.

Este pasaje en particular, genera más preguntas que respuestas.

Sabemos por Markus Stuckenbrock, que Pfaff no había estado libre de convulsiones en los meses previos a su viaje a Clearwater: él había sido llamado precisamente por la esposa de Pfaff cuando no pudo hacer frente a la violencia de sus ataques nocturnos.

Y sabemos por el vendedor de Scientology Fred Oxaal que en la víspera de su muerte Pfaff todavía sufría las secuelas terribles de un ataque reciente, durante el cual se había aplastado parte de su lengua. (Por el relato de Oxaal y Stuckenbrock, consulte la primera parte de este artículo.)

En 1988, la esposa de Heribert Pfaff le dijo a la policía de Clearwater que investigaba la muerte de su esposo que ella no había podido dormir en la misma habitación que él por la violencia de sus ataques nocturnos – algo que Ballin mismo confirmó a uno de los oficiales investigadores.

En su carta de 1997 a los cineastas documentalistas Alemanes sin embargo, no hay ninguna mención de esto: de hecho todo lo contrario. Pfaff había estado libre de ataques por meses, escribió.

En sus preguntas escritas al doctor, los cineastas preguntaron si él ahora pensaba que el tratamiento que prescribió para Pfaff había sido un error.

Cada tratamiento tiene sus riesgos, respondió Ballin por escrito: y los distintos pacientes reaccionan de diferentes maneras.

Algunos pacientes se vuelven libres de ataques- y de medicación - y entonces viene un paciente que luego de muchos meses libre de ataques sufre uno y muere: No vas a usar esa forma de terapia otra vez, porque el riesgo repentinamente se volvió muy grande. Si uno quiere ver un error en esto, entonces nosotros todos los doctores cometemos errores repetidamente.

Pero ¿dónde estaban estas historias de éxito? ¿Dónde estaban los epilépticos que salieron exitosamente de sus medicamentos gracias a Dianética? Ballin no lo dice.

Él no afirma explícitamente haber manejado ninguno de tales casos. Y para un médico tan dispuesto a citar a autoridades médicas en otros lugares en su carta, cuando se trata de Dianética es un poco corto de historias clínicas.

¿Podía acaso haberse referido a la propia literatura de Scientology?

Tal vez se topó con algo parecido a este testimonio, que aún hoy está publicado en el sitio web ¿Qué es Scientology?

Por supuesto que sí - y en su sitio web oficial
Yo solía tener epilepsia. A través de la auditación de Dianética, descubrí que las convulsiones que traumatizaron mi vida durante más de dieciséis años provenían de una serie de descargas eléctricas a las que mi madre fue sometida cuando estaba embarazada de mí.

Durante los dieciséis años que sufrí ataques de atroz cegamiento y dolores punzantes a través de mis ojos y cabeza. Mi cuerpo se ponía rígido y mi garganta, mi boca y mis brazos se adormecían. Luego vomitaba cada veinte minutos por ocho horas antes de que el dolor se calmara.

Estos ataques ocurrieron a partir la edad de once hasta mis veintisiete años, hasta que tuve auditación de Dianética. Estos ataques se desvanecieron después de la auditación de Dianética a la edad de veintisiete años. Hoy, diez años después, he ayudado a cientos de personas a lograr resultados similares con la auditación de Dianética.

J.B.
Auditación de Dianética


¡Cientos de casos similares!


La otra carta de Ballin

Hay un pie de página final para esta historia, que nos lleva a completar el círculo.

Klaus Ballin había dicho a los cineastas que había dejado de ejercer como médico y que ya no era un Scientologist. La información disponible parece confirmar esto.

En el sitio web de Narconon Internacional sin embargo, aún puede leerse la carta que escribió para ellos en 1984 respaldando su programa de tratamiento de drogas.

Bajo el titular “Narconon respaldado por Doctor en Alemania”, el sitio web reproduce el documento, complete con una útil traducción al Inglés:

Respaldo del Dr. Ballin de Narconon: aún online
Dado que he trabajado con Narconon desde su fundación en Gmund am Tegernsee, y dado que conozco bien los métodos de tratamiento practicados allí para la drogadependencia y la adicción, puedo verificar que Narconon es una empresa exitosa y bien establecida. Especialmente destacables son la enorme dedicación y el compromiso personal del personal de Narconon.


Ballin a continuación, apoyó el tratamiento pseudo-científico ofrecido en Narconon - el tipo de tratamiento que, como hemos visto, mató a Jocelyne Dorfmann en Francia.

Pero al menos en Francia hacen las cosas de manera diferente, como hemos visto.

Cuando Dorfmann murió en 1984, las autoridades investigaron, enjuiciaron y condenaron a las dos personas más responsables.

El centro Narconon donde ella pasó sus últimas horas fue cerrado más tarde el mismo año y la organización no ha operado en Francia desde entonces.

La única cosa que las autoridades no entendieron, fue el grado en que la muerte de Dorfmann fue el producto del sistema de creencias de Hubbard.

Hoy en los Estados Unidos, las muertes en centros de Narconon se están amontonando.

Pero en su mayor parte, se ha dejado a las familias de aquellos que murieron lanzarse a la costosa lotería de las demandas civiles.


Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada