miércoles, 10 de septiembre de 2014

Johnny Lewis, actor, drogadicto, asesino, suicida, Scientologist

La foto que Scientology/Narconon no quiere que se vea
Escrito por Heisenberg para Scientology (Cienciología) Mata
Traducido por Petete “Argie” Anon

El actor Johnny Lewis, de 28 años, conocido por haber salido con la estrella pop Katy Perry y entre otros por su rol como Kip Epps (personaje secundario que interpretó en las primeras dos temporadas de la serie de FX “Sons of Anarchy”) y por su papel en la película “Alien Vs. Predator: Requiem”, era un ferviente promotor de Narconon, grupo fachada de supuesta rehabilitación de drogadependientes y alcohólicos de la secta destructiva Iglesia de Scientology (Cienciología), además de ser un miembro desde su nacimiento de esta, junto con sus padres Michael y Divona, quienes dedicaron tres décadas de sus vidas a la secta hasta la actualidad y llegaron al nivel máximo de Scientology “Operating Thetan 8” (OT 8).

Johnny Lewis decía que gracias a lo que le había enseñado su madre con materiales de Narconon sobre las drogas había podido evitarlas. La verdad es que, lejos de evitarlas, las drogas junto con su enfermedad mental nunca tratada (ya que los Scientologists se oponen a la psiquiatría y los medicamentos) lo llevaron a hundirse en delirios, caer en la cárcel por agredir personas en la vía pública sin motivo, y finalmente a asesinar y cometer suicidio.

Johnny Lewis solía protagonizar films internos de Scientology, destinados a promoción de sus materiales y entrenamiento de sus miembros. Su padre, Michael Lewis, al igual que su madre es un miembro de alto rango de la secta que entre otras cosas dirige una clínica de desintoxicación que usa los métodos de Scientology, escribió el guión de un film junto con el mismísimo creador y fundador del grupo, el mediocre escritor de ciencia ficción y gurú sectario L. Ron Hubbard, sobre el descubrimiento de la “tecnología” de Scientology, y hasta el día de hoy da conferencias que pueden verse en sus canales de Youtube y Vimeo sobre cómo ganar dinero y superar crisis.

El sangriento final de la vida de su hijo demuestra claramente la falsedad e ineficacia de las enseñanzas de la Iglesia de Scientology, por las que tanta gente alrededor del mundo muere desde su creación en la década del 50 del siglo pasado hasta el día de hoy. La hipocresía de un grupo destructivo como Scientology y su fachada Narconon así como el lavado de cerebro ejercido por estos grupos sobre él y su familia, llevaron a Johnny Lewis de una carrera artística prometedora a la locura, el asesinato y la muerte.

Johnny Lewis tenía problemas psiquiátricos y de adicción a las drogas pesadas, como la droga sintética conocida como “Smiles”, esto lo llevó varias veces a distintos tratamientos pseudocientíficos de rehabilitación relacionados con la Iglesia de Scientology, que fueron tan efectivos que hicieron que Johnny recayera en la adicción hasta el punto de perder completamente su cordura y fuera arrestado tres veces en 2012, la última vez por atacar físicamente sin ningún motivo a un hombre en la entrada de un negocio de yogurt helado.

Johnny Lewis y su víctima Catherine Davis
El Miércoles 26 de Septiembre de 2012, menos de una semana después de ser liberado, tras destrozar las ventanas y los muebles de la casa ubicada en la exclusiva zona de Los Feliz -en Los Angeles, California- donde alquilaba una habitación, golpeó y estranguló hasta matar a Catherine Davis de 81 años de edad, dueña del inmueble, y descuartizó al gato de la víctima. Luego saltó la pared divisoria hacia una casa vecina y atacó físicamente a un pintor que se encontraba trabajando, y al dueño de la casa, Daniel Blackburn, cuando salió en defensa del pintor, recibiendo una feroz golpiza. A continuación regresó a la casa de la mujer que había asesinado, poco después la policía lo encontró muerto, se había arrojado del techo de la casa y murió por el impacto.

El Jueves 27 de Septiembre de 2012, todo rastro sobre la pertenencia de Johnny Lewis a la Iglesia de Scientology y su grupo fachada Narconon había sido borrado de los sitios web y redes sociales de estos grupos. Scientology (Cienciología) tras haberlo usado como chico de póster e historia de éxito aprovechando la creciente fama de este actor, luego del sangriento incidente del día anterior no sólo lo hizo desaparecer de sus sitios de internet, también declaró por medio de sus voceros que Johnny Lewis no era un miembro en actividad del grupo al momento de la tragedia, enfatizando que se había alejado de ellos hacía años. Algunos hasta llegaron a negar que alguna vez hubiera sido miembro de Scientology, clásico movimiento de la secta cuando uno de sus miembros les provoca un desastre de relaciones públicas.

Johnny Lewis con su muerte dejó sin padre a su beba de dos años, luego de batallar legalmente por su tenencia tras divorciarse de su madre, de quien se separó tras una fugaz relación. Johnny Lewis es una de las tantas pruebas que demuestran que los tratamientos antidrogas de Scientology, así como sus cursos para mejorar las relaciones matrimoniales y familiares, son una estafa muy cara, no sólo en términos económicos.

Se atribuye el contenido de la letra y videoclip de la canción “Wide Awake” de Katy Perry a su ruptura con el actor y comediante Russell Brand. Pero sabiendo que salió con Johnny Lewis desde fines de 2011 hasta principios de 2012 (meses antes de la muerte del joven actor) y teniendo en cuenta el descenso de éste entre locura, drogas, asesinato y finalmente su propia muerte, puede interpretarse que Katy Perry hablaba de su relación y ruptura con él.

También suena a alguien que tuvo una mala experiencia con una secta destructiva y se despierta del engaño y la locura provocada por esta clase de grupos...

Cierro este artículo incluyendo dicho videoclip con su letra traducida al castellano para que ustedes saquen sus propias conclusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada